Secuencia de un análisis clínico (2): El paciente

A) Las mediciones sobre la muestra deben ser suficientemente exactas y precisas

B) Las muestras deben ser lo más representativas de la situación real del paciente, y es precisamente en esta parte en la que tiene gran influencia el tema que nos ocupa.

 
Toda persona que va a hacerse unos análisis debe conocer qué momento y condiciones son los adecuados para las pruebas que se le solicitan, porque si las cumple los resultados de su análisis serán más fiables a la hora de valorarlos y hacer diagnósticos certeros, decidir otras pruebas, iniciar, suspender o ajustar sus tratamientos... es decir, serán mucho más provechosos para su salud.

Las condiciones más destacadas son:

 

-         EL MOMENTO. Algunos de los elementos a medir siguen ciclos diarios de aumento y disminución, y puede tener interés conocerlos en un momento determinado, en una hora concreta del día y no en otras.

Cuando se trata de medir medicamentos para saber si la dosis es corta o excesiva, su medida sólo puede realizarse en momentos concretos relacionados con las tomas del fármaco, por ejemplo, justo antes de una toma.

En otras ocasiones la prueba requiere varias tomas de muestra en varios plazos que hay que cronometrar desde el inicio: a la hora, a las dos horas...

Hay pruebas que nos obligan a ir recogiendo muestra durante un plazo de

tiempo, que puede ser un día entero.

-         EL AYUNO: Aunque es el aspecto más conocido, muchas veces no sabemos cuanto tiempo de ayuno hace falta. Después de una comida se absorben muchas sustancias en el intestino que pasan a la sangre y durante unas horas su estado no es el que podríamos llamar "estable" En general es preferible un análisis en ayunas, aunque no es imprescindible en muchos casos, ya que evita interferencias técnicas al realizar algunas medidas. Un ayuno mínimo es de al menos 2 ó 3 horas. Pero si se trata de medir niveles de grasas es obvio que no debemos estar recién comidos, ya que el nivel que interesa medir el llamado "basal", y éste se alcanza en ayunas. Un análisis correcto de este tipo requeriría al menos 10-12 horas de ayuno.

Otras veces lo que se requiere es evitar sólo determinados alimentos durante un plazo, por ejemplo para ciertas pruebas en heces, o ingerir una dieta rica en alguno de ellos, o controlar la toma de líquidos. Siempre conviene preguntar.

-         MEDICAMENTOS: Puede ser necesario suspender un medicamento, pero como norma general no debe alterarse la toma habitual de los tratamientos en uso. Cuando sea preciso suspenderlo o realizar alguna variación previa, el propio médico debe haberlo advertido al paciente al que le pide hacerse las pruebas.

-         OTRAS: Hay sustancias cuyos valores varían según la postura que mantenemos, a veces la muestra debe tomarse tonel paciente en posición erguida, acostada o ambas. Otras pruebas requieren tomar alguna sustancia concreta, un jarabe de glucosa, una dosis de fármaco concreto, normalmente eso ocurre ya en las instalaciones del laboratorio.

 
Como orientación general: se debe hacer una vida normal en las horas previas, no deben suspenderse los medicamentos, es conveniente acudir en ayunas y puede beberse agua con normalidad y ante cualquier duda es mejor consultar antes. Lo realmente importante es conocer qué condiciones hemos de cumplir por nuestra parte para que los análisis concretos que nos han pedido se realicen bien desde un principio, y entender bien que cumplir esas condiciones es una buena forma de colaborar en la mejora de nuestra propia salud

Dr. D. José María López Ortega

Responsable de Calidad